Patrocinado

Mineros de criptomonedas llegan a un acuerdo con la EIA para cancelar la encuesta de emergencia

El Departamento de Energía de Estados Unidos (EIA) ha llegado a un acuerdo con los mineros de criptomonedas para detener la encuesta de emergencia que pretende recopilar datos relacionados con el consumo de electricidad.

Defensa de los mineros de criptomonedas

El día de hoy fue publicado un documento judicial del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Oeste de Texas donde se informó que Texas Blockchain Council (TBC), Riot Platforms, Inc. y la EIA habían llegado a un acuerdo con respecto al cuestionario a los mineros.

En una demanda anterior, TBC y Riot establecieron que, desde su perspectiva, la recopilación de información era “invasiva” y los datos “demasiado sensibles”, por lo que podrían traer consecuencias negativas al ser publicados.

En base a esta consideración y, según lo establecido, ambas partes acordaron detener el cuestionario de la EIA y pausar la recolección de información relacionada con el consumo energético de los grupos de minería de criptomonedas.

Concesiones entre las partes

Además de cancelar la implementación del cuestionario, entre otras de las concesiones plasmadas en el documento del tribunal, se menciona que la EIA se compromete a destruir cualquier dato o información que haya colectado como respuesta a la encuesta.

Por su parte, también se estableció que el organismo podría implementar el cuestionar después de un período de evaluación por parte de la comunidad. Al respecto, una sección del documento establece:

Publicidad

“Los demandados acuerdan que la EIA permitirá la presentación de comentarios durante 60 días, a partir de la fecha de publicación del Nuevo Aviso en el Registro Federal.”

Dentro de este contexto, si después de evaluar el feedback la EIA aún considera necesaria la implementación del cuestionario, tanto TBC como Riot se comprometen a hacerlo.

Propuesta de encuesta a los mineros

El pasado 31 de enero, la EIA emitió un comunicado de prensa en el que informó que ejecutaría una encuesta de emergencia que tenía como objetivo recolectar datos acerca del consumo eléctrico derivado de las actividades de minado de criptomonedas.

En respuesta, los mineros reaccionaron con recelo ante la decisión de la EIA, por lo que se pronunciaron y cuestionaron los “motivos reales” que estarían impulsando la decisión por parte del departamento.

Fue así como, el 23 de febrero, TBC y Riot decidieron imponer una orden de restricción contra la EIA indicando que consideraban que la encuesta era invasiva y tenía motivos políticos, donde se mencionó específicamente a Elizabeth Warren; una senadora estadounidense “anti-cripto”.

Deja un comentario